Blogia
CAUSA ABIERTA
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Dos jóvenes son los autores del crimen del repartidor de pizas de la Unión

Dos jóvenes son los autores del crimen del repartidor de pizas de la Unión

Maximiliano Rosemberg Martínez tenía 27 años de edad y era padre de una niña de un año. Fue el segundo delivery asesinado en ocho meses y en la misma zona de la Unión, víctima de la acción de la delincuencia. Ayer de tarde la Policía realizaba procedimientos en procura de dar con dos sujetos que fueron los autores del crimen. Lo mataron a mansalva. El caso ocurrió próximo a las 22 horas el pasado jueves. Maximiliano trabajaba desde hace un tiempo en la pizzería "Don Mateo", situada en Mateo Cabral e Irlanda. Por su manera de ser había ganado en sus continuos repartos, más que clientes, amigos. Quiso el destino que en la jornada del jueves, que debía tener libre, vino a trabajar para sustituir al otro empleado porque era el cumpleaños de su padre. Precisamente uno de sus amigos, J.B., que se domicilia en la calle Abella, fue quien llamó para solicitar un pedido para su madre que vive en la calle Aizpurúa. La comunicación la hizo por intermedio de un celular. Cuando estaban prontas las pizzas que pidieron, Maximiliano salió hacia el lugar, pero cuando se encontraba en las inmediaciones de Aizpurúa y Ricaldoni no encontró la dirección y llamó al comercio.
La encargada le indicó a J.B. que le dijera a su madre que saliera para que aquel pudiera ver dónde era la casa. Pero claro, estaba a una calle y media del inmueble al que debía concurrir por eso cuando la mujer apareció en la puerta no lo vio.
El delivery seguía cerca del mismo cruce y entonces aparecieron dos sujetos que intentaron asaltarlo. No está claro lo que sucedió, pero se presume que aquel intentó resistir el atraco y entonces uno de estos sujetos armado con una pistola calibre 9 mm le disparó a mansalva. Un vecino indicó luego que escuchó tres detonaciones y salió para ver lo que sucedía, ubicando al trabajador caído cerca de su moto, herido.
De inmediato se comunicó con la Policía, arribando efectivos de la Comisaría 15ª que con la premura del caso lo trasladaron hasta el Hospital Pasteur donde ingresó sin vida. Uno de los proyectiles penetró por una axila seguramente cuando levantó su brazo para defenderse pero el otro le pegó en la cabeza y fue fatal.
El sereno de una fábrica señaló a las autoridades que al escuchar los disparos vio por una cámara de seguridad, que lamentablemente no graba, cómo dos jóvenes se daban a la fuga del lugar y al llegar a la esquina se separaron, tomando por distintas calles.
Otro vecino, manifestó al personal policial que hacía una hora había observado a dos sujetos que se encontraban merodeando en una plaza cerca, presumiéndose que se trata de los implicados en el crimen, que estaban aguardando el momento de perpetrar un atraco.
Maximiliano apareció en la escena y al verlo se dieron cuenta que estaba buscando una dirección por lo que se acercaron y cuando aquel detuvo la marcha lo abordaron con las trágicas consecuencias.
Efectivos de la Seccional de la Unión y de la División Homicidios trabajan en el caso y es cuestión de tiempo para que identifiquen a estos homicidas que segaron la vida de un trabajador y padre de familia.
Es el segundo caso que sucede en ocho meses, ya que en octubre del pasado año fue ultimado a tiros en esa misma zona otro delivery, Luis González Barrientos, de 22 años.
Hace ocho meses se registró otro caso similar
Hace ocho meses, Luis González Barrientos, un delivery de 22 años, fue ultimado de un disparo en esa misma zona por un menor que lo asaltó. Fue en octubre del pasado año y dos de los implicados en el caso fueron detenidos.
El joven trabajaba por un local gastronómico situado en 8 de Octubre, cuando una llamada realizada desde un celular llegó al local. Alguien solicitaba chivitos que debían entregarse en una casa situada en Félix Laborde y Morelli. Cuando el pedido estuvo listo, se envió con el mismo a Luis González, quien se dirigió al lugar en su moto.
Cuando llegó fue abordado por tres jóvenes y uno de estos lo amenazó con un revólver al tiempo que le ordenó entregar el dinero. Aquel intentó escapar y aceleró el birrodado, pero el delincuente que estaba armado lo corrió y le efectuó varios disparos. Uno de los proyectiles lo alcanzó en la espalda, logró recorrer varios metros y sin poder controlar la moto cayó al pavimento. Fue asistido por médicos de una emergencia móvil que dictaminaron su fallecimiento en el lugar.
Investigaciones desarrolladas luego por personal de la Seccional 15ª y de la División Homicidios derivaron en la detención de un menor de edad que admitió ser el autor del mortal disparo. Luego fue capturado otro joven y un tercero aún se encuentra prófugo. Tras este hecho, numerosas personas que trabajan en el rubro de los delivery manifestaron en sus motos frente al Ministerio del Interior exigiendo más seguridad. En ese momento se resolvió por parte de los comerciantes tomar las medidas necesarias para identificar bien a las personas que realizaban los pedidos. En este último hecho sucedido, el cliente estaba identificado y los asesinos fueron dos sujetos que ya estaban en esa zona aguardando alguna víctima.

1 comentario

sebastian rossemberg -

los hijos de puta que lo mataron tendrian que pagarlo pero como los menores no pueden ir a la carcel los mandaron al inau en donde se fugan enseguida.
la policia no saben que si esto sigue asi siempre se van a escapar,tomen medidas y no rompan mas los huevos.

firma: el primo hermano de maxi