Blogia
CAUSA ABIERTA
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Justicia uruguaya investiga cuentas bancarias de funcionario de embajada de Israel por caso de "autoatentado"

Justicia uruguaya investiga cuentas bancarias de funcionario de embajada de Israel por caso de "autoatentado"

La Justicia profundizará la investigación sobre el funcionario de la embajada israelí que está siendo indagado por la colocación de un artefacto que simulaba un explosivo en las inmediaciones de esa sede diplomática ubicada en el World Trade Center el pasado 17 de junio.

En ese sentido, el juez especializado en crimen organizado Néstor Valetti y el fiscal Gilberto Rodríguez pidieron a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central que elabore un informe sobre los movimientos bancarios del indagado y de su círculo familiar, según informaron a El Observador fuentes del caso.

El magistrado y el representante del Ministerio Público también esperan el resultado de una pericia ordenada a la computadora del investigado y un informe semiológico sobre la declaración que brindó en calidad de indagado el pasado jueves 2.

El hombre que viene siendo indagado por el artefacto que fue hallado en las cercanías de la embajada de Israel es uruguayo y trabaja en esa sede diplomática desde hace ocho años y antes fue empleado del club Hebraica y Macabi.

Las filmaciones de seguridad analizadas los oficiales de Inteligencia que investigan el caso muestran al hombre pasando por la zona donde apareció el artefacto y, en determinado momento, se agacha en ese lugar. La grabación no permite ver con claridad efectivamente si fue quien dejó el artilugio, pero para la Policía es el principal sospechoso.

El artefacto hallado el 17 de junio en las cercanías de la Embajada de Israel es el más sofisticado de los tres que aparecieron en esa zona en los últimos ocho meses, aunque no tenía capacidad suficiente para ser detonado. Si bien tenía fuente de poder, iniciador y explosivo, el iniciador no tenía energía suficiente para detonar la carga.

El domingo pasado, a través de un comunicado, la embajada de Israel negó que haya sido el funcionario investigado quien colocó el artefacto. La sede diplomática agregó que "trabaja y seguirá trabajando en cooperación con las autoridades que están llevando adelante la investigación para que los episodios se aclaren lo antes posible".
La figura jurídica

Aunque se logre probar definitivamente que el funcionario de la embajada israelí fue quien colocó el artefacto, será "muy difícil" imputar una figura delictiva y eso puede generar un importante debate jurídico, dijo una fuente del caso. Allí se abre la discusión sobre si se pueden aplicar normas antiterroristas, las disposiciones de delitos contra Estados extranjeros o considerarlo un ilícito denominado peligro (una acción que otros considera un riesgo). También podría entenderse que se trató del llamado "delito imposible", dado que el artefacto no podía explotar.

"Si el delito es simular la existencia de un artefacto explosivo -cosa de por sí bastante reprochable- como delito es muy difícil de tipificar", explicó a El Observador el abogado penalista Juan Fagúndez.

0 comentarios