Blogia
CAUSA ABIERTA

"Estamos a un paso de concretar un verdadero golpe de Estado": Dilma Rousseff se defiende del juicio político en Brasil

"Estamos a un paso de concretar un verdadero golpe de Estado": Dilma Rousseff se defiende del juicio político en Brasil

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, está convencida de que la oposición se ha valido de "pretextos" para sacarla definitivamente del cargo en lo que considera un "golpe de Estado".

Así lo reiteró este lunes, cuando declaró ante los 81 senadores que votarán esta semana si debe ser o no destituida.

En su discurso, defendió su inocencia y acusó a la oposición de inventarle acusaciones.

"Estamos a un paso de la consumación de una grave ruptura institucional, de concretar un verdadero golpe de Estado", dijo al tiempo que calificó el proceso de "una seria violación a la Constitución".

La mandataria es imputada por supuestamente violar normas fiscales, a través de un maquillaje al déficit presupuestal.

Aunque no es primera vez que se utilizan esas maniobras contables, hay datos oficiales que indican que se volvieron mucho más frecuentes durante la gestión de Rousseff.

Para la mandataria de 68 años, los cargos en su contra son solo "pretextos para derribar a un gobierno legítimo" y el impeachment en su contra es un instrumento usado para "viabilizar un golpe".

En su discurso, responsabilizó a la oposición de intentar proteger los intereses de las clases privilegiadas, suspender los programas contra la pobreza y debilitar la economía del país.

"No me deprimo, querido": cómo vive Dilma Rousseff en la intimidad del palacio presidencial de Brasil

Michel Temer, el vicepresidente electo en 2014 junto a Rousseff, tomó el cargo de mandatario interino desde mayo.

De los 81 legisladores, 54 senadores tendría que votar a favor del impeachment para que Rousseff pierda el cargo.

Si el Senado brasileño vota de esa manera, como se prevé, Temer será designado como presidente para cumplir el periodo hasta 2018.

Pablo Uchoa, de BBC Brasil, señala que el grueso del discurso de Rousseff se centró en defender que ella no ha cometido ningún crimen "porque en el sistema presidencial, si la presidenta no ha cometido un crimen, entonces no puede ser sacada del poder, no basta haber perdido el apoyo del Parlamento".

"Todo el discurso era para los brasileños y para la historia, ella estaba tratando de salvar su biografía, mencionó cuando fue torturada, sobrevivir el cáncer y para explicar que no va a dejar de dar batalla hasta el final, como está haciendo".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres