Blogia
CAUSA ABIERTA
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

Atacante de Orlando ‘tranquilo y calmado’ al hablar con la policía antes de morir

Atacante de Orlando ‘tranquilo y calmado’ al hablar con la policía antes de morir

El ataque del domingo es el peor en la historia de los tiroteos masivos en Estados Unidos dijo el jefe de la Policía de Orlando, John Mina, durante una conferencia de prensa el lunes por la mañana.

Mientras el país continúa de luto, y la penosa tarea de identificación de los muertos en el interior del club nocturno Pulse de Orlando está casi completada, las autoridades hicieron públicos el lunes detalles escalofriantes del enfrentamiento y el tiroteo que finalmente terminó con la vida del autor de la matanza Omar Mateen.

Después de un enfrentamiento inicial con un oficial que trabajaba horas extra en el club y otros policías, el atacante, de 29 años de edad, se encerró en un baño de la discoteca con varios rehenes. En el trascurso de tres horas llamó a la policía pero no hizo demandas reales, dijo el jefe de la policía de Orlando, John Mina, a los periodistas durante una conferencia de prensa el lunes por la mañana.

La ex esposa de Omar Mateen, presunto responsable por la masacre en Orlando que dejó un saldo de al menos 50 muertos, identificó estas fotografías subidas a la red social My Space, en declaraciones al diario Washington Post.

Durante las conversaciones, comentó el oficial, Mateen alegó “lealtad al Estado islámico. Yo diría que estaba tranquilo y calmado cuando estaba haciendo esas llamadas telefónicas”, apuntó.

Luego Mateen comenzó a hablar de bombas y explosivos. “Creíamos que la pérdida de más vidas era inminente”, dijo Mina.

Los explosivos de la policía no pudieron romper la pared del club. Entonces, un vehículo blindado conocido como Bearcat fue enviado para perforar un agujero. Algunos de los asistentes al club comenzaron a salir. De pronto, Mateen también salió y disparó a los oficiales del SWAT. Uno de los agentes recibió un impacto de bala en su casco de Kevlar, pero sobrevivió. Mateen fue muerto a tiros.

“Los oficiales del SWAT actuaron muy heroica y valerosamente al salvar muchas, muchas vidas”, dijo Mina.

La conferencia de prensa del lunes por la mañana se desarrolló mientras autoridades estatales y federales continuaban su investigación sobre lo que condujo a Mateen a matar a 49 personas, en el peor tiroteo masivo en la historia de Estados Unidos. Mateen, un guardia de seguridad descrito como un desequilibrado mental, irrumpió en el club gay aproximadamente a las 2:00 a.m. armado con un rifle de asalto AR-15 y una pistola.
Revelan nombres de 33 víctimas de matanza en Orlando, la mayoría hispanos
 
La horrible carnicería en el popular club nocturno de Orlando provocó vigilias en todo el país, una pena intensa entre la comunidad gay y nuevas preguntas sobre el control de armas en un país ya cansado de tiroteos masivos.

Hasta el momento, las autoridades de Orlando han identificado públicamente a 26 de las víctimas, mientras los investigadores trabajan para notificar a los familiares de las demás. El agente especial del FBI en Orlando, Paul Wysopal, aclaró que el fallecido número cincuenta es el propio Mateen.

“En realidad, no contamos al agresor como una víctima”, dijo Wysopal.

A lo largo de la noche, los agentes habían rastreado más de 100 pistas, realizado registros y obtenido órdenes judiciales para la búsqueda en dispositivos electrónicos. En tanto que se iban retirando los últimos cuerpos, un equipo federal de reconstrucción de tiroteos llegó al lugar para ayudar a mapear la caótica y sangrienta escena.

Una tercera arma fue encontrada en el interior del coche de Mateen, según reveló el lunes la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos. Las dos armas utilizadas en el ataque, compradas en las últimas semanas, ya han sido localizadas, aunque esa agencia no reveló donde fueron compradas.

No hay otras amenazas para la comunidad de Orlando ahora mismo, aseguró a los reporteros el fiscal Lee Bentley, aunque los agentes todavía están recolectando evidencias.

“Si alguien más estuvo involucrado en este crimen, será enjuiciado”, subrayó.

AP, Nuevo Herald

0 comentarios