Blogia
CAUSA ABIERTA
Chollo del día - Gorra Adidas 9,99 € 15 € -33%

Escándalo si los hay: Pasajera de Uber tiene un taxi y admite emboscada

Escándalo si los hay: Pasajera de Uber tiene un taxi y admite emboscada

La pasajera del Uber que fue emboscado ayer en el Centro de Montevideo es integrante de “la familia del taxi” desde hace varios años, según consta en resoluciones de la Intendencia de Montevideo.

A modo de ejemplo, en una resolución con fecha 30 de julio de 2010, María del Rosario Pérez, se hace acreedora de un permiso para prestar el servicio de automóvil con taxímetro. Dos años antes, según consta en otra resolución, la mujer cambia de socio en un taxi que tiene desde el año 1998 y en 2005 es ella la que transfiere un permiso que tenía desde el año 2001.

Consultada por Telenoche, Pérez, dijo en la tarde del martes que no tenía nada que ver con taxistas. Telenoche volvió a consultar hoy a la mujer y reconoció que es propietaria y está vinculada a la patronal del taxi. “En muchas entrevistas que se le hicieron a Oscar (Dourado) yo estuve atrás y ahora tengo un coche”, dijo.

La mujer reconoció también que lo de ayer fue una acción pensada entre taxistas para desenmascarar choferes de Uber pero afirma "que no es una modalidad extendida ni orquestada".

El pedido de Pérez para tomar el Uber llegó a nombre de Carlos F. El chofer de la empresa internacional fue a la dirección y subieron dos mujeres que le solicitaron ir hacia un local de pagos en 18 de Julio. Allí una de ellas bajó, volvió a subir y le pidió al conductor que las llevara a Fernández Crespo y Colonia. Las pasajeras pidieron una boleta y el conductor explicó que les llegaría en forma electrónica, lo que causó malestar en las mujeres.

Entonces empezaron a aparecer taxis que cercaron la zona (18 de Julio, Eduardo Acevedo, Fernández Crespo). “No sé si los taxistas se dan cuenta u olfatean cuando es un Uber”, había dicho a Telenoche la mujer el martes.

En paralelo, varios periodistas recibieron un mail que rezaba: “Nos avisan de una pasajera que fue agredida por un conductor de Uber, pues solicitó la factura de su viaje y este no se la entregó. La señora se encuentra en este momento en frente a la DGI de Fernández Crespo y Colonia”.

Varios medios de comunicación asistieron al lugar y también lo hizo Policía de Tránsito y un inspector de la Intendencia que procedió a retirarle la chapa al coche que trabajaba para Uber por infringir el decreto de la Junta Departamental que “prohíbe efectuar transporte de pasajeros mediante pago en vehículos no autorizados”.

El martes la mujer dijo a Telenoche que ella no hizo la denuncia a la Intendencia y que fueron taxistas. Sin embargo, la Intendencia dice que actuó tras la denuncia del usuario.

La empresa Uber no va a denunciar los hechos pero sí apoyará al conductor si resuelve hacerlo. Además, bloqueó el usuario desde donde se pidió el servicio, según informaron a Telenoche fuentes de la firma.

Durante el episodio ocurrido en el Centro un taxista tomó la palabra y dio un improvisado discurso a los medios en el que aseguró que los taxistas están “muertos de hambre”. El sindicato del taxi dijo que escucharlo fue “indignante” porque tienen 100 unidades a su cargo y es dueño de unas cuantas. “Escucharlo decir que está pasando hambre es indignante porque él es uno de los responsables de esta situación”, indicó en declaraciones a radio Océano.

El sindicalista explicó que si bien podría parecer que el sindicato y la patronal están del mismo lado porque los dos piensan que “se tiene que ir”, el Suatt decidió no actuar en conjunto con la patronal “porque sabemos que son los principales responsables de la desergularización del sector y del mal servicio”.

El Suatt llevará a cabo un Plenario Nacional mañana en su local sindical de la calle Clemente César esquina Marmarajá para analizar posibles medidas contra Uber.

0 comentarios