Blogia
CAUSA ABIERTA
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

Milvana pensó que después de tirarla a la cuneta le darían un tiro

Milvana pensó que después de tirarla a la cuneta le darían un tiro

La médica ginecóloga Milvana Salomone, que apareció este martes en la mañana, fue conducida hasta el juzgado en compañía de su esposo y su abogado Jorge Barrera.

Las primeras imágenes de la mujer que fue secuestrada durante casi un mes fueron tomadas en la puerta de su casa cuando salía en un auto.

Más temprano, la vecina que la encontró en Camino El Gigante, en Progreso (Canelones), relató a Canal 4 cómo fueron los primeros minutos con la médica ginecóloga.

Según dijo, la mujer se encontraba durmiendo cuando escucha que le golpean la ventana. "Soy Salomone", le dijo. La médica le contó a la vecina que fue trasladada hasta allí en el baúl de un vehículo y que fue dejada en la cuneta. Le pidieron que contara hasta 500 y luego pidiera ayuda.

"Pensó que después de tirarla a la cuneta le darían un tiro", contó la mujer. Salomone también le contó que durante su cautiverio estuvo cuidada y recibió un buen trato.

Abel, también dueño de la casa que recibió a la doctora, relató a Radio Uruguay que los secuestradores "le bajaban la comida probablemente a un sótano, con un balde, y le alcanzaban agua para que se lavara".

Luego de comer peras en almíbar, la médica le pidió para comunicarse con sus familiares y no con la Policía. Según el relato del vecino, primero llamó a su hermano. "Estaba físicamente muy bien porque no había tenido malos tratos", y se encontraba "dando ánimo a la familia" a medida que informaba sobre su situación", agregó.

Sobre el lugar donde estuvo encerrada, la médica le relató a la vecina de Progreso que no sabía dónde era, pero describió que dos veces al día escuchaba como si pasara un ómnibus.

Según el relato de la mujer, a Salomone la marcó tanto la situación que incluso analiza dejar de trabajar como médica.

Luego de 29 días desde su desaparición, Milvana Salomone fue liberada este martes cerca de las 7 de la mañana. Lo último que se supo de ella el domingo 17 de mayo fue que viajaba desde Florida hacia Montevideo, mientras su esposo y el hijo asistían al partido clásico que se jugaba en el Estadio Centenario. Sobre las 20 horas de ese domingo, su camioneta apareció incendiada en Sayago. Pasados los días, comenzaron a circular videos sobre el trayecto que había realizado un vehículo siguiéndola.

Foto El Observador

0 comentarios