Blogia
CAUSA ABIERTA
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

Centro histórico de San Pablo arrasado por la tempestad

Centro histórico de San Pablo arrasado por la tempestad

Casi la totalidad del centro histórico de la turística ciudad de Sao Luis do Paraitinga, en el interior de Sao Paulo, fue arrasado por una de las fuertes tempestades que han azotado el sureste de Brasil, incluyendo una antigua iglesia, con perjuicios que podrían llegar a 58 millones de dólares. Según la televisión y agencias de prensa locales, la ciudad quedó practicamente aislada, pues las aguas cortaron las principales vías de acceso y un puente quedó sumergido.
Las autoridades estiman que los perjuicios en Sao Luiz (a 182 km de Sao Paulo, en el Vale de Paraíba) podrían rondar los 100 millones de reales (58,07 millones de dólares), que podría haber 5.000 damnificados y unos 600 inmuebles cubiertos de agua.
La Defensa Civil del estado de Sao Paulo informó de que esa localidad es una de las más afectadas por las lluvias que estos días castigaron buena parte de la región.
El mayor daño fue el del centro histórico de Sao Luiz, preservado desde 1982. Allí, casi el 80% de los edificios que datan del siglo XIX y comienzos del XX fueron destruidos o cubiertos por el agua. De los 90 inmuebles construidos en esos siglos y considerados patrimonio histórico, 70 fueron afectados. Las construcciones perjudicadas más importantes fueron la Capilla de las Mercés y la Iglesia Matriz de Sao Luis de Tolosa, un símbolo de la ciudad construida hace más de 200 años y cuya estructura y torre se derrumbaron totalmente.
En las imágenes televisivas se veían decenas de casas sumergidas, edificios históricos destrozados, además de troncos, postes y todo tipo de objetos flotando, viviendas en escombros y automóviles abollados. El tradicional Carnaval de la ciudad fue suspendido.
Equipos de socorristas de la Defensa Civil, de la Policía y otros trabajaban en el área, apoyados por pobladores -e incluso por instructores de rafting- para rescatar a personas de áreas inundadas.
Las fuertes lluvias que derivaron en inundaciones y deslizamientos de tierra desde el 30 de diciembre en el sureste brasileño han dejado más de 80 muertos, la gran mayoría en el estado de Río de Janeiro, donde se han registrado 72 decesos.

0 comentarios