Blogia
CAUSA ABIERTA
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

"Yo no miré su cuenta bancaria antes de casarme", dice la esposa de Obama

"Yo no miré su cuenta bancaria antes de casarme", dice la esposa de Obama

Michelle Obama afirma que no miró la cuenta bancaria de su marido antes de casarse con él, sino que lo eligió por su "sinceridad, honestidad y compasión".  Así de espiritual se muestra la primera dama americana en una entrevista concedida a la revista Glamour, de la que es portada en su número de noviembre. Y por su indudable humanidad y su inconfundible esfuerzo para afrontar un papel tan difícil como el que le ha sido asignado, la esposa más mediática de todo el mundo ha sido elegida también 'mujer del año' junto a otras doce personalidades femeninas por la misma publicación.
No cabe duda que la editora de Glamour adora a Michelle. Cindi Leive califica a la mujer del mandatario estadounidense como un "icono de estilo y moda". Pero una cabecera tan prestigiosa no puede dar un reconocimiento tan codiciado sólo por derrochar 'glamour' (valga la redundancia). Hay que aportar algo más. Tener ángel. Y de eso está bien servida la americana, todo un ejemplo en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, y una apasionada por la protección y el cuidado de los niños. En definitiva, la madre y esposa ideal a la que toda América admira en estos momentos.
En la entrevista, la primera dama estadounidense no duda en aconsejar sobre el amor y las citas. Asegura que a la hora de elegir marido hay que observar cómo trata éste a su madre y a los niños que no conoce, además de que "nunca debemos mirar la libreta del banco o su aspecto físico, sino a su corazón y su alma".
Michelle, que lleva casada 17 años, le dijo a la revista que siempre supo que Barack era el hombre para ella. "Siempre fue especial, y no porque fuera a ser importante o presidente, sino por su honestidad, sinceridad y compasión". Entre sus consejos se atreve a opinar "nunca debes estar en una relación con alguien que no te hace feliz, y si lo estás, entonces mi consejo es: no te cases, olvídalo".

0 comentarios