Blogia
CAUSA ABIERTA

"Alt-right", el "grupo de choque" ultraderechista que defiende a Donald Trump en internet

"Alt-right", el "grupo de choque" ultraderechista que defiende a Donald Trump en internet

Declaran estar en contra de la corrección política, pero sus críticos los tildan de racistas.

También rechazan el feminismo, muchos de ellos se identifican como nacionalistas y antisistema.

En las redes sociales, su principal campo de batalla, sus miembros son aficionados a las bromas, al ciberacoso y al uso de mensajes de provocación y ofensa para incitar a sus adversarios.

Y muchos de ellos son grandes partidarios de Donald Trump, el candidato presidencial del Partido Republicano.

Se trata de los simpatizantes del movimiento de derecha alternativa, en inglés "alt-right", cuya presencia en la campaña presidencia de Estados Unidos está cobrando relevancia.

Su mención en los grandes medios empezó por un tuit de Trump que mostraba una imagen de su oponente, Hillary Clinton, junto a una estrella de seis puntas y un mensaje que decía "¡La candidata más corrupta!".

No pasó mucho para que los críticos de Trump acusaran al republicano de utilizar tácticas de doble sentido, jugando con viejos estereotipos sobre los judíos, el dinero y la corrupción.

El propio candidato negó las acusaciones, y aunque eliminó el tuit, volvió a publicarlo con un círculo en lugar de la estrella.

Anthony Smith, periodista de la web Mic, fue uno de los primeros en comprobar que ese mensaje apareció antes en 8chan, un portal de mensajes radicales en el que muchos usuarios se identifican a sí mismos como parte del movimiento "alt-right".

"Efectivamente lo encontré, y pude confirmar que estuvo en ese foro antes de que estuviera en la cuenta de Twitter de Trump", afirmó.

Múltiples ideales

Ya que no es uniforme, sobre todo porque carece de una estructura cohesiva o cualquier tipo de organización central, el movimiento "alt-right" es difícil de definir.

En un discurso del jueves, la candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton, criticó a Trump por sus vínculos con lo que llamó la "ideología racista emergente conocida como 'alt-right'".

Dijo que su rival estaba "ayudando a un sector radical a asumir el control del Partido Republicano".

Los observadores —tanto críticos como partidarios— están de acuerdo en algunas definiciones.

Iain Davis, quien dirige varias cuentas de redes sociales del "alt-right", dice que en el movimiento hay una amplia gama de personas, desde libertarios, activistas de los derechos de los hombres, cristianos y tradicionalistas, así como neonazis.

Pueden ser particularmente reaccionarios contra sus supuestos adversarios.

"En su esencia, identifica al radicalismo negro, las feministas radicales y a los activistas de fronteras abiertas como los enemigos; el enemigo es el progresismo social, el enemigo es la corrección política", dice el periodista Anthony Smith.

De acuerdo con la revista Time, "el acoso se ha convertido en la principal herramienta del 'alt-right'".

Identifican a los conservadores con el juego de palabras "cuckservatives", que parte del término "cuckholding", una expresión cargada de connotación sexual para llamar despectivamente a quienes tienen una pareja infiel.
¿Es un movimiento nuevo?

Como movimiento nebuloso, su origen es difícil de localizar, pero el periodista Anthony Smith cree que el discurso del "alt-right" vino del filósofo derechista Paul Gottfried, y el momento de aparición ocurrió tras la elección de Barack Obama de 2008.

Gottfried hizo un llamado por "un derecho intelectual independiente, que exista sin la financiación del establishment"

Tal vez Gottfried no se imaginaba que su idea sería tomada por un alegre grupo de bromistas de las redes sociales.

Uno de las figuras más visibles del "alt-right" actual es Milo Yiannopoulos, editor de tecnología del sitio web Breitbart.

En una guía del "alt-right" que hizo con Allum Bokhari, Yiannopoulos detalla cuáles son algunas facciones del movimiento: los "intelectuales", los "conservadores naturales" y el "equipo meme", en su mayoría jóvenes proclives al ciberacoso.

Yiannopoulos reconoce que el movimiento atrae a racistas, pero niega que sea su principal activo.

Los supremacistas blancos son una fuerza marginal, dice, y la principal motivación del movimiento es la cultura y la civilización occidental específicamente.
Su perfil

Oliver Lee Bateman, un periodista independiente que colabora con la revista Vice, conoció a dos docenas de activistas del "alt-right" y desarrolló un perfil del tipo de activistas.

"Son estudiantes universitarios que podrían ser brillantes pero sienten que no encajan", dice.

"Los que están en sus 30 sienten que el país está cambiando o que lo están perdiendo. A menudo son personas que tienen empleos burocráticos o de programación muy aburridos", agrega.

"Me di cuenta rápidamente que la gente con la que estaba hablando era la más articulada y educada en ese grupo. Pero hay un nivel por debajo de ellos, que mueven esas páginas de odio".

Las propuestas de Trump, como la construcción de un muro fronterizo con México o su idea de que Sadam Husein era "un buen tipo" que mató a terroristas, generaron más simpatías.

El movimiento ha ganado atención en paralelo con la campaña de Trump, por lo que la gran pregunta es si sobrevivirá si el republicano pierde.

Yiannopoulos sostiene que es un grupo más grande que un hombre.

"La gran mayoría de la gente en este movimiento cree, en principio, en el origen étnico, la libertad de expresión, el liberalismo y en el libre pensamiento. Si el efecto de Trump y el efecto del 'alt-right' es hacer lo indecible decible de nuevo, maravilloso".
BBC

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres