Blogia
CAUSA ABIERTA

Peñarol dio ganas de llorar: Sportivo Luqueño lo eliminó en el último segundo en el Campeón del Siglo

Peñarol dio ganas de llorar: Sportivo Luqueño lo eliminó en el último segundo en el Campeón del Siglo

El Sportivo Luqueño eliminó a Peñarol de la Copa Sudamericana. El partido tuvo un final electrizante en los últimos minutos. David Mendieta se mandó una soberbia jugada personal y convirtió un gol que enmudeció al estadio Campeón del Siglo. Pero en la recarga Matheus Bressan anotó el agónico empate para Peñarol también en una jugada individual. Sin embargo no alcanzó y los aurinegros quedaron eliminados ya que en el partido de ida habían empatado sin goles.

Lo más sorprendente es que prácticamente todos los periodistas deportivos daban como un hecho que Peñarol no podía perder este partido "por su historia".

El aurinegro empezó mejor que Sportivo Luqueño y tuvo dos chances claras en los pies de Gabriel Ávalos y Junior Arias pero se quedó, los paraguayos se adueñaron del balón y emparejaron. En el estadio "Campeón del Siglo" se jugó la revancha en Copa Sudamericana.

Peñarol arrancó con todo el partido. Dispuesto a ser protagonista y buscando con ambición el arco paraguayo defendido por Aquino. Iban sólo 2 minutos cuando Gabriel Avalos tuvo la posibilidad de anotar, pero primero el arquero y luego el travesaño, le negaron la apertura. Cuatro minutos más tarde, el debutante Junior Arias, sacó un remate de afuera, que también atajó Aquino.

Peñarol ilusionaba a sus hinchas en los primeros minutos del partido. Dominaba la mitad de la cancha y presionaba muy bien. Luqueño, por su parte, parecía en esos primeros minutos un equipo partido, con Villamayor, muy solo arriba y separado de sus compañeros. Hasta los 18 minutos, cuando Marín dispuso de un tiro libre que Guruceaga no tuvo dificultades para atrapar, no había llegado con peligro al arco carbonero.

Pero el dominio del equipo de Da Silva duró solamente 15 minutos. Luqueño se fue afirmando en el medio y el partido se hizo parejo. Pero además se desvirtuó, convirtiéndose en una lucha. Mucho corte y muchas faltas.

Los primeros 45 terminaron con una chance para el visitante, que salvó en dos tiempos Alex Silva.

En Peñarol todos corrían cuando agarraban la pelota, se precisaba alguien que hiciera la pausa. Así terminó el primer tiempo, con un empate sin goles.

Peñarol: Guruceaga; Silva, Perg, Bressan, Olivera; Rodríguez, Costa; Dibble, Albarracín; Ávalos y Arias.

Sportivo Luqueño: Aquino; Saldivar, Giménez, Benítez, Ariosa; Núñez, Godoy, González, Marín; Leichtweis y Villamayor.
Juez: Ricardo Marques (Brasil)



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres