Blogia
CAUSA ABIERTA

Cordera no sabe cómo salir: "Amo a todas las formas de vida y las respeto", dice ahora

Cordera no sabe cómo salir: "Amo a todas las formas de vida y las respeto", dice ahora

''Lo único que me queda es pedir perdón. Me siento un pelotudo'', dijo Gustavo Cordera, y aclaró: ''amo a todas las formas de vida que existen y las respeto''.

Gustavo Cordera habló con La Nación sobre las polémicas declaraciones que explotaron en Internet y en primer término volvió a explicar el contexto en el que fueron pronunciadas. "Es un ejercicio de periodismo, un simulacro de conferencia de prensa con alumnos. Entonces yo, de alguna manera, como es mi costumbre y como era a puertas cerradas, hice algunas provocaciones".

"Las hice, no desde el lugar de lo que pienso y siento, sino desde el lugar de ponerme enfrente de pibes que necesitan preguntar. Es decir, como si estuviera actuando, para decirlo de alguna manera, ¿entendés? Y este pibe no entendió un carajo. Y entonces, bueno, lo único que me queda es pedir perdón. Me siento un pelotudo. No sabía que esta gente no estaba para entender el ejercicio y el juego. No más que eso. Yo leo eso y un tipo llega a decir una cosa semejante así y me pondría como el orto. No me reconozco en eso. ¿Se entiende lo que te estoy diciendo o no?".

Según Cordera, lo hizo por su cuenta y nadie se enteró. "Además la frase está totalmente sacada de contexto de dónde viene y a dónde fue. Pero ya no tiene caso. No tiene caso. No hay explicaciones sobre esto. Esto movió el dolor de mucha gente y lo único que tengo para decir es que quiero pedir perdón. Que mis hijos están siendo amenazados. Estoy pasando una catástrofe familiar, una horrible condena social que ya se extendió a otros seres humanos y yo entiendo eso, pero fue una práctica que se hace a puertas cerradas".

Explicó desde qué lado surgieron sus respuestas. "Del lado de que puede llegar a sentir un tipo a las 4 de la mañana en un camarín, estando en ciertas condiciones dado vuelta, etcétera, etcétera, etcétera. Y expliqué eso para que la gente reconozca eso y pueda indagar. No dije que yo haría eso, ni que hice eso, ni que creo que eso está bien. En ningún momento. Pero en ningún momento. Jamás haría una cosa así. Lo único que le pedí a la gente es que se pusiera en ese lugar para entender lo que pasó y no condenar. Porque estábamos hablando justamente de eso, de ver lo humano, por detrás de la condena social y que era eso a lo que quería llegar".

"Toda la conferencia fue como poniéndome en la otra mirada, en el otro lugar. Y ése fue mi error. No contar con la otra persona en la responsabilidad de saber lo que es un psicodrama, una obra de teatro, el arte. Llevar el arte a los derechos institucionales son dos lenguajes que no se juntan. Un lenguaje crítico con un lenguaje artístico. No se puede juntar y es ahí donde aparece toda esta locura y me estoy dando cuenta las emociones que moviliza el lenguaje artístico enredado en un lenguaje de derecho constitucional. No hay forma que se concilien esos dos mundos. Y acá me encontré con una pared. No fui entendido, no fui entendido".

Fuera de esa actuación, opinó sobre sus colegas acusados de abusos. "Si abusó de una menor, tiene que ir preso. Y tiene que pagar por eso. Y si hizo una violación, no sólo él, cualquier ser humano que viole un derecho, que viole una persona, que viole la ley establecida entre todos nosotros, lo tiene que pagar. Todos pagamos cuando violamos la ley de algún tipo, en la escuela, en el secundario y estoy de acuerdo con eso".

"Solamente lo que dije es: 'pongámonos en la parte humana y observemos. Imaginemos un tipo que está dado vuelta, borracho, y entra una piba de 16 años, se le tira encima. ¿Qué pasa en esa circunstancia? Cómo ven que está sucediendo eso'. Eso fue lo que dije. Y eso lo puedo defender, pero aun así estoy arrepentido, porque no fui entendido. Y cuando una persona no es entendida, yo siento una impotencia tremenda".

"Entiendo el dolor de la gente, por eso solamente pido disculpas, por haber movida esa energía. Por haber provocado eso en la gente. No era mi intención provocar esto en el público en general, en la gente, en mi familia. Mi intención era provocar una discusión y un debate en una conferencia cerrada con alumnos de TEA. Ese era el motivo y eso se fue de ahí. Hubo un pibe que necesitó ir a los medios a contar esta historia por motivos que él sabrá".

En el momento de la charla nadie le reprochó los dichos, afirmó. "Y eso me llamó la atención. Y hasta inclusive yo hice un comentario: 'che, loco ¿qué les pasa que no reaccionan? ¿Nadie tiene para repreguntarme después de lo que dije?'. Y nadie dijo nada. Entonces dije: 'uy, me parece que me mandé una cagada que no entendieron un carajo estos pibes'. Yo tengo que hacerme responsable de mi parte. Mi parte es haber subestimado alguna manera el poder de lo que estaba haciendo".

"Para mí, un niño, un adolescente, una mujer, es un ser preciado. No es objeto de ningún tipo de maltrato. Ni siquiera lo hago con las plantas, los animales, ni los insectos. Amo a todas las formas de vida que existen y las respeto".

Recogido por Montevideo Portal

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres