Blogia
CAUSA ABIERTA
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Corrupción en la Marina de Guerra de Uruguay: Almirantes se lavan las manos porque fueron "burlados"

Corrupción en la Marina de Guerra de Uruguay: Almirantes se lavan las manos porque fueron "burlados"

El ex comandante en jefe de la Armada, Juan Fernández Maggio, compareció ayer ante la Justicia, en el marco de la indagatoria por las "compras fantasma" en la Armada. Esta semana continuarán declarando oficiales y los abogados podrán acceder al expediente. La indagatoria prosigue. La jueza Especializada en Crimen Organizado de 1er. Turno, Graciela Gatti, interrogó ayer al ex comandante en Jefe de la Armada, vicealmirante (r) Juan Fernández Maggio, en el marco de la indagatoria judicial por el cúmulo de irregularidades en el manejo de fondos del arma, la cual incluyó compras fantasmas de materiales por unos U$S 600.000. Las audiencias tuvieron "relación directa" con la compra de una grúa hidráulica y un banco de pruebas para motores, durante 2008. En este sentido, algunos interrogatorios se centraron en los procesos internos de compra y el reconocimiento de firmas de los documentos mediante los cuales fueron registradas y se hicieron efectivas las compras, explicaron las fuentes. La magistrada dispuso la citación de Fernández Maggio como "indagado", en atención de su presunta responsabilidad en las maniobras, como mando superior de la Armada al momento de sustanciarse las irregularidades. Asimismo, la jueza Gatti y la fiscal Mónica Ferrero interrogaron ayer al ex jefe del Estado Mayor de la Armada y hoy jefe de Flota, contralmirante Manuel Burgos. Asimismo, fueron interrogados otros dos oficiales, el capitán de navío Gustavo Mochetti, actual jefe de la Cuarta División del Estado Mayor (Logística), quien era responsable del área de Contabilidad y otro capitán de navío de apellido Da Costa, ex "número 2" del Servicio de Aprovisionamiento (Serap) Este último, admitió durante el interrogatorio haber cobrado los 600 mil dólares producto de las compras de materiales de la Armada, y haberlos entregado en la sede del Comando al jefe del N4 que identificó como Gerardo Feble, dependiente de la Dirección de Material. Este oficial, agregado militar en Brasil, actualmente en Montevideo a disposición de la justicia, en una declaración anterior, negó haber recibido ese dinero. No obstante, la justicia confirmó que el pago sí se efectuó a través del Banco República y que la operación fue autorizada por el ex Director de Material, contralmirante Alberto Caramés. En su declaración, Feble habría manifestado no saber nada acerca de las compras. No obstante, sí habría puesto al tanto a su superior inmediato (Burgos) sobre la existencia de un supuesto pago. En respuesta, "Burgos habría manifestado: no se preocupe, que está todo arreglado". Feble, además, sostuvo que entre 2003 y 2004, se habrían recibido al menos 6 importaciones de materiales que no estaban dentro de las previsiones de la Armada.En aquel momento, el contralmirante Oscar Debali ­actual jefe de la Armada- era el jefe de Estado Mayor; Raúl Lecumberry era el director de Material y el ministro de Defensa era Yamandú Fau. Fau asumió como ministro de Defensa el 26 de setiembre de 2002. Ocupó ese cargo hasta el 1º de marzo de 2005. Entre miércoles y viernes comparecieron una decena de oficiales de la Armada, todos como "indagados". En este sentido, el abogado Amadeo Otatti, representante legal de Fernández Maggio en el proceso, contestó al culminar la audiencia los requerimientos de la prensa, pero declinó profundizar sobre la investigación sustanciada por la Sede. "No creemos oportuno hacer declaraciones porque se está en plena investigación; seguramente habrán nuevas diligencias (por lo que) nos parece prudente no hacer manifestaciones sobre el fondo de la investigación", señaló Otatti. "Habrá un momento en el que seguramente se podrán hacer declaraciones pero cuando esté más avanzada la investigación". "No sabemos lo que será el curso de la indagatoria en el futuro, si (el vicealmirante Fernández) volverá a ser citado o si habrá alguna otra medida complementaria", por lo cual es "prudente" aguardar próximas instancias, dijo Otatti. Los abogados de los oficiales "indagados" podrán acceder esta semana al expediente sustanciado por la jueza Gatti. Fuentes de LA REPUBLICA señalaron que tanto Fernández como Burgos declararon haber sido "burlados" en su buena en la compra de materiales.Denuncia anónimaLa indagatoria judicial por las compras fantasmas comenzó con una "denuncia anónima" arribada a la Justicia Especializada en Crimen Organizado, donde se alertaba sobre algunas irregularidades en las compras efectuadas por el Comando General de la Armada en 2008. La jueza inició la instrucción ordenando un allanamiento en el Servicio de Aprovisionamiento (Serap) de la Armada y una inspección ocular en la División Logística -N4- dependiente del Estado Mayor General de la Armada, la cual esta encargada de controlar todos los movimientos económicos, inversiones y gastos del Comando, además de asesorar al Comandante en Jefe de la Armada. La indagatoria constató la ausencia de la grúa hidráulica y el banco de pruebas para motores de su destino, el Dique Nacional.Además, cuatro oficiales de la Armada fueron relevados de su cargo por el ministro de Defensa Nacional, Luis Rosadilla, por sus "implicancias" en las compras fantasmas. La medida recayó sobre dos capitanes de navío y dos capitanes de fragata. El relevo implicó, en uno de los casos, el retorno al país del oficial, que cumplía funciones como agregado militar en el Consulado de Uruguay en Brasilia (Brasil).Las compras de la grúa hidráulica y el banco de prueba para motores fueron realizadas mediante el sistema de "Compra Directa por Excepción" y adjudicadas el 8 de enero de 2009, según consta en la página oficial creada por Presidencia de la República y Agesic para transparentar las compras de todos los organismos del Estado. En este sentido, el expediente CE 26/2008 del Comando General de la Armada determina la adquisición de una grúa hidráulica "todo terreno cabina giratoria", por 4.359.489,01 pesos (212.658 dólares con tipo de cambio a 20,50); mientras el expediente CE 27/2008 refiere a la compra de un banco para mantenimiento mecánico (banco de pruebas para motores), con un costo de 8.094.089,50 pesos (394.833 dólares). Sin embargo, los materiales no aparecen.

0 comentarios