Blogia
CAUSA ABIERTA
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

El Atlético de Forlán acaricia la final de la Copa del Rey

El Atlético de Forlán acaricia la final de la Copa del Rey

El Atlético de Madrid se impuso con solvencia al Racing y dio un paso de gigante hacia la final de la Copa del Rey. Los rojiblancos, comandados por un Agüero excepcional, arrollaron a los cántabros, que resultaron inofensivos en el Calderón. Simao, Reyes y Forlán -por partida doble desde los once metros- firmaron la sentencia racinguista.
Los de Quique hicieron probablemente el mejor partido del Atlético esta temporada. Desde el principio asumieron el control de la situación y no dejaron que el Racing se metiese nunca en el choque. Sabían que estaban siendo observados con lupa y que esta vez tocaba echar mano del 'Atlético bueno' para encarrilar la eliminatoria. Así fue. El Atleti respondió y lo hizo de una manera contundente.
En cuanto el Kun tocó su primer balón se intuyó que esta vez tocaba la 'cara A' colchonera. El argentino fue el principal estilete de los rojiblancos ante el Racing. Aunque no mojó, fue fundamental. De sus botas nació el primer tanto de los locales a los nueve minutos de encuentro. Cogió el balón en tres cuartos de cancha, lo condujo hasta el pico del área y allí se sacó un balón al segundo palo que Simao empalmó a la perfección. Inapelable.
Con el marcador en contra tan pronto, el Racing no tuvo opción de meterse en el partido. Resistió como pudo las embestidas de un Atlético muy inspirado y aguantó lo que pudo. La única ocasión digna de llamarse así de los cántabros en la primera parte la tuvo Xisco, pero la mandó alta. También pudo haber una mano de Antonio López dentro del área, pero el árbitro no la vio.
Tanto insistieron los madrileños que se vieron recompensados al filo del descanso. Una sucesión de errores defensivos de Christian y Serrano permitieron que Reyes recibiera un balón perfecto en el segundo palo. Sólo tuvo que empujarla.
Reyes se lesiona
Al poco de reanudarse el partido tuvo lugar la única mala noticia para los atléticos en toda la noche. Reyes cayó lesionado y los primeros exámenes apuntan a un esguince del ligamento lateral interno de la rodilla derecha. El utrerano podría estar de baja alrededor de dos semanas.
Grave error de Mateu
Pese a la marcha del andaluz el Atlético siguió acosando al Racing. Los de Quique, con una ambición poco vista en el Manzanares esta temporada, se vieron con opciones de sentenciar la eliminatoria en casa y fueron a por ello. Simao avisó con un poste, pero fue Mateu Lahoz el que se encargó de reventar la eliminatoria. En un error gravísimo el colegiado valenciano señaló penalti de Toni Moral sobre Jurado en una jugada que ocurrió fuera del área. Fallo imperdonable que aprovechó Forlán y que, inevitablemente, dará que hablar.
No necesitaba esas ayudas el equipo madrileño, que siguió haciendo daño. Agüero, en una de sus múltiples internadas, desquició a la defensa racinguista y fue objeto de un claro penalti. De nuevo Forlán se encargó de transformarlo.
Ambiente caldeado
El partido, con un Racing rendido, se fue calentando e incluso hubo algún amago de tángana. Los ánimos se tranquilizaron con un reparto de tarjetas y la cosa no llegó a mayores.
Con este resultado, parece muy probable que los rojiblancos se metan en la final de Copa. Aún queda el partido en El Sardinero, pero parece muy complicada la remontada de los de Portugal. Una década después, el Atlético puede volver a disputar una final.

0 comentarios