Blogia
CAUSA ABIERTA

Hungría espera que la tumba de Suleimán el Magnífico sea un imán turístico

Hungría espera que la tumba de Suleimán el Magnífico sea un imán turístico

Una pequeña localidad húngara confía en que el descubrimiento de la tumba del sultán otomano Suleimán el Magnífico (1494-1566) la convierta en un imán para miles de turistas turcos y mejore su depauperada economía.

Este año se conmemora el 450 aniversario de la muerte por enfermedad del celebre sultán durante el sitio de Szigetvár, y un equipo de arqueólogos ha encontrado en ese lugar en el sur del país la hasta ahora desconocida tumba del monarca.

"Desde ahora es oficial que esta es la tumba de Suleimán", aseguró a Efe Norbert Pap, director del grupo de investigadores que han logrado encontrar el sepulcro de uno de los mayores personajes de la historia turca y europea.

Pap espera que la localidad de poco más de 10.000 habitantes se convierta en un lugar de peregrinación para miles de turistas que quieran saber más sobre "un personaje histórico de primer nivel".

Bajo Suleimán el Imperio Otomano alcanzó su apogeo, pues el sultán conquisto importantes territorios en Europa, África y Oriente Medio durante su reinado de 46 años.

Una de las muchas leyendas que envuelve su muerte por enfermedad durante el asedio dice que el corazón del sultán, así como otros órganos internos, fueron enterrado en este territorio, después de que su cuerpo se hubiera trasladado a Estambul.

Aunque el corazón no se encontró, sí se halló la tumba en un complejo de edificios situado en el terreno indicado por antiguos mapas.

Para conmemorar la batalla y el descubrimiento se ha celebrado hoy un acto al que asistieron los presidentes de Hungría y Croacia, János Áder y Kolinda Grabar-Kitarovic, respectivamente, junto con el viceprimer ministro turco, Veysi Kaynak.

Los tres políticos participaron también en la inauguración de un monumento dedicado a los defensores del castillo de Szigetvár en 1566.

En los actos conmemorativos participaron cinco princesas otomanas, descendientes de Suleimán, que le rindieron homenaje y visitaron la tumba de su ancestro.

Los arqueólogos ya habían asegurado el año pasado que "todo indicaba" que habían encontrado la tumba, pero consideran que con el acto celebrado hoy el descubrimiento ha sido reconocido por el Gobierno turco.

Durante las investigaciones y análisis geofísicos del territorio los arqueólogos ya habían detectado y hallado las ruinas de una localidad donde estaba la tumba del sultán.

Todo apuntaba que era lo que buscaban: los motivos decorativos hexagonales, la orientación hacia Meca y los objetos hallados.

Finalmente los análisis geofísicos de la localidad demostraron que encontraron, en ese mismo terreno, un complejo de tres edificios: un santuario, un monasterio derviche y una mezquita.

Esta localidad fue fundada en 1576 y derruida por las tropas de los Habsburgo en 1692, tras la reconquista de la zona, explicó Pap.

En ese lugar se ha erigido ahora un "Parque de la Amistad Turco-Húngara", con las estatuas de Suleimán y Miklós Zrínyi, contendiente húngaro-croata del sultán, que también murió allí durante el sitio de Szigetvár.

El imperio otomano ocupó grandes partes de Reino Húngaro tras 1526 y la reconquista duró hasta 1699.
EFE

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres