Blogia
CAUSA ABIERTA

La actividad emprendedora masculina en Uruguay duplica a la femenina

La actividad emprendedora masculina en Uruguay duplica a la femenina

La actividad emprendedora masculina en Uruguay "duplica aproximadamente a la femenina", con casi 20 hombres que están "embarcados en la realización de algún tipo de negocio" frente a 9,1 mujeres en 2015, según un reciente estudio realizado por el Centro de Emprendedores Deloitte de la Escuela de Negocios IEEM de la Universidad de Montevideo.

Esta relación es "la pauta más frecuente" en la última década, con base en datos obtenidos a través de una encuesta anual realizada desde 2006 a una muestra representativa de la población en términos de género, edad y situación socioeconómica, indica el trabajo, que busca identificar "barreras" en la actividad emprendedora en el país en base a la metodología "Global Entrepreneurship Monitor" (GEM), que identifica un trayecto que va desde el emprendimiento potencial, la intención de llevar adelante un negocio, hasta la empresa consolidada, es decir, aquella que logra operar por más de 42 meses.

El estudio del IEEM realiza un enfoque especial en las diferencias existentes en relación al género a lo largo de todo el trayecto emprendedor, e incide en que la brecha entre hombres y mujeres que tiene su "raíz" en las etapas iniciales, explicó a Efe Leonardo Veiga, académico de la institución.

Esa diferencia "se va trasladando" y cobra mayor peso en términos relativos a medida que se avanza en el proceso, añadió el catedrático.

El trabajo analiza ciertas variables que pueden para explicar esta situación, como la imagen que tiene cada género sobre la actividad emprendedora, el miedo al fracaso o la autopercepción sobre las capacidades necesarias para llevar adelante un negocio.

Si bien no existen diferencias significativas en la valoración que tienen hombres y mujeres respecto al estatus, la carrera de los emprendedores y las noticias que reciben de experiencias exitosas, sí cambia la noción que tienen de las capacidades y oportunidades para emprender.

"La cantidad de hombres que perciben poseer los conocimientos, habilidades y experiencia requeridos para emprender es sostenidamente superiora la de las mujeres. De igual forma, los hombres perciben más oportunidades para emprender que las mujeres", precisa el informe.

Tal diferencia tiene más influencia en el inicio del proceso emprendedor, por lo que se debe trabajar en la "capacitación" y en "cuestiones culturales" que puedan aplacarla, explicó Veiga.

Entre las medidas a largo plazo, el académico indicó que un cambio de paradigma en la educación, que permita a las personas "hacerse cargo de situaciones no regladas" y "ser capaces de llevar adelante proyectos y de resolver un problema de comienzo a fin" puede ser una solución a este problema.

En tanto, dentro del conjunto de mujeres, el informe también estudia la actividad a lo largo del proceso emprendedor de las que tienen hijos y de aquellas que no, grupo este último que presenta "similaridades" con el total de los hombres.

Mientras que las mujeres sin hijos identifican como barreras el riesgo financiero que acarrea emprender, las que tienen hijos no encuentran disponibilidad de recursos necesarios para hacerlo, indicó Veiga.

No obstante, las mujeres que tienen hijos y que están en las etapas más avanzadas del proceso emprendedor no ven como un tema desafiante lo relativo a la gestión y los recursos humanos, ya que probablemente con su condición "desarrollaron capacidades empresariales", agregó.

Una posible solución es brindar más posibilidades de financiación a las mujeres con hijos que decidan emprender, expresó el profesor universitario.
EFE

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres