Blogia
CAUSA ABIERTA

Diego Lugano inició demanda contra administración de barrio privado y causó revuelo en el juzgado

Diego Lugano inició demanda contra administración de barrio privado y causó revuelo en el juzgado

El excapitán de la selección uruguaya, Diego Lugano, declaró ayer en el Juzgado Civl de 16° Turno en el marco de un reclamo que presentó contra la sociedad que administra un barrio privado donde el futbolista posee su casa.

Lugano invirtió alrededor de US$ 160.000 en esa residencia ubicada en un barrio privado situado en Camino de los Horneros (Canelones).

La jueza Civil de 16° Turno, Cristina Crespo, dijo a El País que Lugano y otras personas presentaron una demanda contra la administradora del barrio, Melintur S.A., para que queden sin efecto resoluciones adoptadas por la Asamblea General de Accionistas.

Los demandantes consideran que esas resoluciones y gastos se tomaron sin informarles. "Lugano estaba en desacuerdo con la forma de llevar adelante la toma de decisiones de parte de la administración del barrio privado", explicó la magistrada sobre el expediente judicial.

Enseguida agregó: "Según Lugano, no se le informa sobre cómo (la administración) lleva adelante el emprendimiento".

Lugano no quiso brindar declaraciones sobre la demanda civil. "No vale la pena. Si querés hablamos de fútbol", señaló.

Las abogadas de las partes que concurrieron a la audiencia tampoco brindaron más detalles de la demanda.

El 12 de febrero del año pasado, se convocó a una asamblea general extraordinaria de accionistas del barrio privado donde Lugano posee su casa, para designar presidente y secretario de dicha asamblea.

La asamblea también tenía que analizar que el Directorio o el administrador de la sociedad "rindan cuentas en forma amplia, detallada y documentada de toda su gestión durante los últimos 10 años, incluyendo detalle exhaustivo de todos los actos de enajenación y gravámenes de los bienes", según una publicación realizada en el Diario Oficial.

El Directorio y el administrador debían entregar a los accionistas copia de los documentos de gastos, detalle de todos los retiros efectuados de la sociedad, pagos, cobros, remuneraciones o retiros de dinero realizados por cualquier causa, etc.

Además, la Asamblea debía resolver la realización de una auditoría externa por parte de un estudio de reconocida solvencia en plaza y de confianza de los accionistas.

Otro punto del orden del día era si se revocaba o no el poder general conferido por la sociedad a un apoderado. Por último, la Asamblea de Accionistas debía designar a los nuevos integrantes del Directorio y resolver la "limitación de facultades" de dicho cuerpo.
Tribunales.

A las 15:30 horas de ayer, la presencia de Lugano en el Palacio de los Tribunales —edificio ubicado en el Pasaje de los Derechos Humanos— no pasó desapercibida. Lugano accedió a la sede acompañado por su abogada, Cristina Herdt.

Pasaron apenas 60 segundos del ingreso del futbolista en el Juzgado Civil de 16° Turno cuando comenzaron a sonar los teléfonos en las distintas oficinas: "Lugano está acá, Lugano está acá". Diez minutos más tarde, seis funcionarias judiciales, en forma tímida, se sentaron al lado de la puerta del Juzgado Civil de 16° Turno a esperar la salida del jugador.

De adentro de la sede, un funcionario les confirmó con una seña que Lugano estaba allí. Dos funcionarias cantaron a media voz: "¡Soy celeste! ¡Soy celeste!". Enseguida se callaron. Percibieron que era fuera de lugar tanto alboroto en pleno Palacio de los Tribunales.

Con el correr de los minutos, la competencia a las primeras chicas aumentó en forma exponencial. Alrededor de 25 funcionarias y dos o tres hombres aguardaban la salida del futbolista. A las 17:30 horas, Lugano salió del Juzgado. Sonriente, aguantó estoico el pedido de unas 30 selfies. En otros pisos, grupos de funcionarios salieron al balcón para ver al futbolista.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres