Blogia
CAUSA ABIERTA

Frente Amplio flexibiliza el recorte a universidades privadas

Frente Amplio flexibiliza el recorte a universidades privadas

El Frente Amplio resolvió cambiar la redacción del artículo 185 de la Rendición de Cuentas para que en lugar de que se eliminen las exenciones tributarias a empresas por las donaciones a universidades privadas, se baje el porcentaje que pueden descontar de impuestos.

En la actualidad, la ley que regula el régimen de donaciones especiales permite que el 75% de lo donado se impute como pago a cuenta del Impuesto al Patrimonio y del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE). Esto viene siendo cuestionado por sectores de izquierda como el Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Partido Comunista del Uruguay (PCU).

La Cámara de Diputados aprobó con los votos del Frente Amplio y a propuesta del grupo IR, de la diputada Macarena Gelman, eliminar los beneficios fiscales a las empresas que realicen donaciones a las universidades privadas. Las afectadas son la Universidad Católica, la Universidad de Montevideo, la Universidad ORT, la Universidad de la Empresa y el Instituto Universitario Claeh.

Sin embargo, fueron evidentes las diferencias que generó el artículo 185 en la interna del Frente Amplio. El ministro de Economía, Danilo Astori, fue el primero en marcar sus discrepancias con el cambio. "No estoy de acuerdo, me parece que es una medida que no deberíamos poner en práctica", aseguró. En tanto, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, le dijo a los rectores de las universidades privadas que seguramente la idea no prosperaría en la Cámara Alta.

El Frente Líber Seregni (Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y Alianza Progresista) era partidario de retirar el tema de las universidades privadas del proyecto; pero al final eso no sucedió. Ayer, la bancada optó por mantener el artículo y buscar una redacción alternativa que pasará por bajar el porcentaje que se puede descontar en impuestos, contaron a El País fuentes del Frente. "No será el 75% que es hoy, y tampoco cero lo que se pueda descontar por la vía impositiva", dijo a El País un integrante de la bancada de senadores del Frente Amplio.

La idea es que con estas modificaciones, que de alguna manera "suavizan" el recorte a las universidades privadas, se asegure que no se verán afectadas las becas que otorgan a los estudiantes de más bajos recursos que no pueden costearse una carrera.

El porcentaje exacto que se fijará para el descuento de impuestos a empresas que donan a universidades privadas se deberá definir el lunes 5 en una nueva reunión de bancada, ya que el proyecto debe comenzarse a votar dos días después en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda.

Las fuentes consultadas indicaron que todavía persisten diferencias con respecto al tema, ya que tanto el Partido Comunista como Casa Grande (sector de la senadora Constanza Moreira) entienden que debe mantenerse la redacción aprobada por la Cámara Baja.

Los rectores de las universidades privadas concurrirán hoy en la tarde a la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado para dar su posición al respecto de estos cambios planteados en la Rendición de Cuentas.

Las empresas donaron el año pasado US$ 1,6 millones a las universidades privadas, casi medio millón más de lo que recibieron las facultades de Ciencias Económicas, Veterinaria, Agronomía, Arquitectura, Ingeniería, Odontología y Química de la Udelar.
Los legisladores también se tendrán que ajustar el cinturón.

"Primero buscamos, después peinamos y ahora estamos rascando", dijo ayer el senador Ernesto Agazzi (MPP) en el programa A Diario de El País TV. La frase muestra el trabajo que viene realizando la bancada de senadores del Frente Amplio para alcanzar los $ 530 millones que permitan no postergar el gasto educativo para la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la UdelaR.

Fuentes de la bancada indicaron ayer que aún faltan $ 100 millones para lograr ese objetivo, y por eso se tomó la decisión de dar el ejemplo y realizar un ajuste del presupuesto del Poder Legislativo para el 2017. Con esto se espera conseguir una base de ahorro de por lo menos $ 50 millones, contaron los informantes.

Además se definió quitar $ 50 millones del Ministerio de Defensa para los nuevos ingresos de personal, por lo que se reducirá aún más de lo que ya estaba previsto la plantilla de militares.

A eso se suma la disposición de suprimir el llenado de vacantes en la Administración central, salvo en el Ministerio del Interior, lo que implica un ahorro de $ 180 millones. En tanto, otros $ 20 millones se obtendrían por ahorro de gastos de funcionamiento en base a una propuesta del diputado Jorge Gandini (Partido Nacional) durante la discusión de la Rendición en la Cámara Baja. La misma se basa en economías de gastos en propaganda, impresiones, publicaciones, arrendamientos de obra, servicios técnicos, pasajes y transportes dentro del país y en el exterior, alojamiento, traslados y viáticos dentro del país y en el exterior. El trabajo de la bancada para conseguir el dinero que falta seguirá en la próxima semana.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres